Iván Ferreiro sale a cantar con la chaqueta puesta

Mi intuición me decía que el de Iván Ferreiro iba a ser un gran concierto, y lo cierto es que mi intuición no se equivocaba. Otro fin de semana de Let ́s Festival y yo merodeaba por la sala Salamandra, mientras los teloneros de la noche, Llorer, sonaban de fondo. Pronto me llamó la atención la destreza y habilidad del guitarra solista, un tipo que desprendía talento en su forma de tocar, lo cual sirvió en gran medida para que me llevase muy buena impresión de la banda catalana.

IVAN FERREIRO

Tras los preliminares, se apagan las luces, mientras emergía de mí una incontenible expectación por ver la puesta en escena de Iván Ferreiro y de cómo sonarían los nuevos temas en directo.

Aparece la banda en escena, vestidos con impecables trajes tipo años 20. A la guitarra como es habitual, Amaro Ferreiro, mientras en el fondo del escenario cogía el bajo Ricky Falkner (siempre presto para mil batallas).

IVAN FERREIRO2

Comienza el concierto, y como en un asalto, nos pillan totalmente desprevenidos y por sorpresa con “Turnedo”, sin palabras…
Todavía con los sentidos aturdidos después de la ignición de arranque, continúan con algunos temas de “Val Miñor-Madrid Historia y Cronología del Mundo”(2013) como“El Bosón de Higgs” y “Pájaro Azul”.

La sala permanecía repleta y a pesar de un público más contenido con las canciones nuevas (no las conocían tanto), se entregaron cuando comenzaron a sonar aquellas joyas que ya se han convertido en auténticas reliquias para aquellos incondicionales que siguen al artista desde su época de Piratas. “Inerte”, “El equilibrio es Imposible”, “Promesas Que No Valen Nada”, o “años 80” (con el final de “Insurrección” de El Último de la Fila) hicieron que la gente bailara y cantara como si hubieran sufrido una descarga eléctrica provocada por estímulos de procedencia desconocida.

IVANFERREIRO3

Después ya llegando a la parte final, Iván Ferreiro ya solo y sentado al piano (faceta en la que parece encontrarse en su salsa), comienza a jugar sus cartas como un verdadero profesional de póker, da a escoger al público entre dos temas de Piratas y un par de versiones, para finalmente acabar el juego como a él le gusta, tocando todo.

Su emocional interpretación de “M” a piano consigue ponerme los pelos de punta, ya rozando con la yema de los dedos el cielo y a la vez el ocaso final, todo diluye en el silencio… Aunque siempre con ganas de más, pero con la sensación de haber sido testigo de un concierto impresionante.

Fuente original Mondosonoro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

  • Archivos

A %d blogueros les gusta esto: